Trampolín y Zeta Beer:
un maridaje perfecto entre diseño,
co-creación e inclusión social

«Creemos en el potencial de todas las personas, la creatividad está en nuestro interior, sólo necesita respeto, confianza y entrenamiento». Esta frase tan magnética y tan bonita no la decimos nosotros, sino Yvette García y Javier La Casta. 

Ambos provienen de ámbitos artísticos y creativos. Ella es bailarina y él diseñador. Su manera de entender la vida y el desarrollo profesional tiene un fuerte vínculo social. Colaboración, creatividad e inclusión son valores que forman parte de su día a día. 

En la pandemia se plantean, ¿por qué no unir la creatividad y el diseño para generar un nuevo un proyecto social e inclusivo? Así surge Trampolín, la primera plataforma creativa inclusiva que Yvette y Javier dirigen. ¿En qué consiste, cómo surge y qué hacen exactamente desde Trampolín? Nos lo cuentan ellos mismos. 

¿QUÉ ES TRAMPOLÍN?


“Trampolín es un proyecto que une creatividad y diseño para generar una iniciativa social e inclusiva, que permite el empoderamiento de las personas”, explica Yvette García. La iniciativa surge de “la necesidad de buscar alternativas profesionales, las ganas de experimentar con un proyecto ilusionante y de impactar positivamente en la sociedad”. 

Después de darle muchas vueltas al proyecto y buscar cómo sacarlo adelante, finalmente, gracias a una subvención de la Concejalía de Innovación del Ayuntamiento de Valencia, Trampolín dejó de ser un sueño para cobrar forma real este 2021. Un proyecto social que además se alinea con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. 

A lo largo del año, el equipo de Trampolín viene trabajando con diferentes centros y asociaciones de personas con discapacidad intelectual de la Comunidad Valenciana con un leit motiv: «El diseño lo vertebra todo», afirma Javier La Casta. «Su poder es tan grande, que también aporta las herramientas necesarias para el desarrollo personal y la autoestima de quienes tienen capacidades diversas». 

MÉTODO TRAMPOLÍN: CO-CREATIVIDAD EN UN TRIPLE EJE DE ACCIÓN


La puesta en marcha de la iniciativa pasa por una metodología de trabajo que tiene un triple eje de acción: 

  • En primer lugar está la Gimnasia Creativa. En estos talleres, las personas que participan reciben una formación adaptada que les permite expresarse y aumentar la autoestima. 
  • La segunda fase son los Colabs. En estos talleres, el trabajo lo dirigen profesionales de la creatividad (ilustradores, diseñadores, directores de arte…), que temporalmente se unen a Trampolín para desarrollar una pieza concreta o en torno a la ilustración, tipografía, collage… 
  • Finalmente, en una tercera fase, están los Laboratorios de Diseño. Aquí los participantes generan ya proyectos de diseño reales planteados por un cliente real. Un ejemplo es la reciente colaboración de Trampolín con la marca de cerveza artesanal Zeta Beer

ZETA BEER BY TRAMPOLÍN. ETIQUETAS EDICIÓN LIMITADA CREADAS EN EL PRIMER LABORATORIO DE CO-DISEÑO INCLUSIVO

Justo antes del verano, Trampolín y Zeta Beer, unieron sinergias con un objetivo: crear una serie de etiquetas ilustradas para la bebida más icónica de la marca de cerveza artesanal, la HELL-Bavarian Helles. 

«La iniciativa comenzó con un briefing por parte del cliente, en el que trasladaron al equipo los valores y la cultura de la empresa, para posteriormente trabajar el planteamiento de las etiquetas de forma compartida», explica Yvette. Llegaba así la prueba de fuego. La puesta en marcha de este primer Laboratorio de Co-diseño para diseñar un proyecto real. 

En esta ocasión, el equipo de Trampolín y Zeta Beer trabajaron codo con codo con un grupo de personas con discapacidad intelectual del Patronato Francisco Esteve, de Manises (Valencia). 

Un dato interesante es que no hubo ninguna limitación a la hora de decidir qué personas podían participar (o no) y aportar en el proyecto. ¿El motivo? «Pensamos que todas las personas somos creativas si entrenamos, así que no hemos hecho ninguna selección de participantes», nos comenta Yvette. 

Porque en realidad, no se trata de capacidades, sino más bien de creer en el proyecto, como es el caso del Patronato Francisco Esteve. «Nos han apoyado mucho y tenemos muy buena relación», de ahí que «como colofón, antes del verano, les propusimos este proyecto real con Zeta y ha sido muy motivador para todxs». 

EXPERIENCIA MOTIVACIONAL CON IMPACTO POSITIVO 

Una duda que nos surge es ¿cómo les afectó saber que iban a trabajar en un proyecto real? ¿Les impactó de alguna manera saber que ese producto que estaban cocreando, luego lo podía comprar cualquier persona? 

Desde Trampolín lo tienen claro: «Creo que enfrentarse a este nuevo reto no les supuso ninguna dificultad», sentencia Yvette. «Llevábamos meses realizando otros proyectos con las mismas personas, acostumbrados a la forma de proceder y trabajar y superar retos creativos. Como lo sucedido en los Colabs de WDC 2021, a cargo de Marta Pina, Gimeno Gràfic, Luis de Mano, Joan Quirós y Milimbo». 

De hecho, «no fue hasta el día de la presentación del proyecto en el Mercado Colón cuando vieron el resultado final, se dieron cuenta del trabajo realizado», dice. «Ver el producto final les impactó positivamente». 

Ese impacto no sólo ha sido positivo para las personas del taller, sino también para todas las partes involucradas. «Lo importante es que, después de meses de trabajo y talleres de por medio hemos creado un bonito vínculo con las personas que han participado en los distintos talleres». Una experiencia muy positiva que va más allá de lo material, sin restarle méritos al producto, esa serie edición limitada de etiquetas. 

«El proyecto empezó con la idea de hacer un producto creíble, cercano y con impacto social», y finalmente, «tanto el proceso de trabajo como el resultado han sido magníficos», dicen. «Para nosotros vestir Zeta Beer, su cerveza más icónica y top ventas, era una responsabilidad que no teníamos claro cómo se desarrollaría dado que era nuestro primer encargo ‘real’». El resultado final es un trabajo colorido y brillante, con un sello muy distintivo y que ha superado las expectativas de todos.

PERSPECTIVA DE FUTURO


Zeta Beer es solo un primer producto real que nace en estos Laboratorios de Co-Diseño, pero Trampolín no para y ya tiene el punto de mira en nuevos proyectos. «Estamos en constante búsqueda de empresas, entidades u organizaciones que quieran colaborar con nosotros», comentan. 

Actualmente, el trabajo que desarrolla la plataforma es muy plástico y de diseño gráfico, pero en el futuro quieren intervenir en procesos de diseño de espacios, de productos y otras disciplinas más nuevas dentro del diseño. 

Por otro lado, también están abiertos a trabajar con otro tipo de públicos. Así, además de trabajar con personas con discapacidad intelectual, ya se están moviendo para extrapolar la metodología Trampolín a cualquier colectivo: personas en riesgo de exclusión social, migrantes, etc. 

​​Sobre proyectos futuros, Javier y Yvette nos dan algunas pistas. Por ejemplo, ya hay en marcha una iniciativa con Bioagradables y Àncora, donde unen arqueología marina, residuos en playas, e inclusión social. Además, próximamente van a trabajar con la Nau Social, de la Universitat de València, con adolescentes en riesgo de exclusión social. Y también van a impartir en el Muvim unos talleres para público infantil. Como remate, Trampolín también lanzará en los próximos meses un libro sobre las bases del diseño.  

«En la situación en la que nos encontramos debemos repensar y replantearnos cómo impactamos en la sociedad y en el mundo. El diseño debería ser siempre social y medioambientalmente responsable. El reto es reivindicar nuevos modelos y nuevas maneras de hacer».

En Buenaventura suscribimos todas y cada una de las palabras de Yvette y Javier. Estamos convencidos de la necesidad de trabajar por un mundo más inclusivo, más circular, más participativo, más diverso y más sostenible. Y sobre todo, estamos convencidos de poder hacerlo desde la creatividad. Un mundo más humano, como el que apuesta Trampolín. 

Mª Ángeles Domínguez

Fotografía de Javier e Yvette. Josep Gil

Fotografía de Zeta Beer. Marina Jiménez

Fotografía de los talleres. Trampolín

https://www.trampolin.design