Queremos contar, queremos escuchar

Campaña de diseño social colaborativo.

Telmodice 2021. Málaga.

El reto de humanizar un concepto: MENAS

A veces, los trabajos más gratificantes no surgen cuando tú sales en su busca, sino cuando alguien te encuentra. Ese sentimiento es el que tenemos en Buenaventura con la campaña Queremos contar, queremos escuchar.

Hace unos meses, en la Escuela de San Telmo de Málaga contactaron con nosotros para poner en marcha un proyecto de diseño social enmarcado dentro de su festival anual de diseño gráfico “Telmo Dice”. La elección de la temática era libre. Finalmente, decidimos poner el foco en los MENAS, dado el calado y el desconocimiento que hay por parte de la sociedad de esta problemática. Pero toda historia tiene un principio. Empecemos la nuestra. 

EL ORIGEN DE LA HISTORIA

Hamid, Adurraman y Ali: tres jóvenes con un sueño  

La historia Queremos contar, queremos escuchar es la de Hamid, Adurraman y Ali. A los tres les gusta comer pizza, ver series en Netflix, el deporte, escuchar música y disfrutar de la cultura, estar con sus amigos, estudiar y trabajar… En definitiva, lo mismo que hace cualquier otro adolescente de este país. 

Misma edad y mismas inquietudes, pero con una particularidad. Hamid, Adurraman y Ali son MENAS, el acrónimo y término legal que define a los ‘Menores Extranjeros No Acompañados’ en España. Y ellos son los protagonistas de esta campaña de diseño social que pone el foco en una problemática que nos afecta a todos a pesar de que no somos conscientes. ¿Qué sucede con estos adolescentes cuando cumplen la mayoría de edad? 

LA DURA REALIDAD DE LOS JÓVENES EXTUTELADOS 

Al llegar a la mayoría de edad los jóvenes extutelados tienen que emanciparse. Esto significa dejar sus estudios y encontrar un trabajo a jornada completa. Porque ahora, el Gobierno les exige que tengan unos ingresos económicos propios. Una incongruencia del sistema, cuando su permiso de residencia no les permite trabajar, y no se tiene en cuenta si reciben ayudas sociales o prestaciones públicas. 

La realidad es dura, muy dura. Más aún cuando socialmente son criminalizados y deshumanizados con una palabra cada vez más presente en la sociedad: MENA.

Más allá del término, no podemos olvidar que Hamid, Adurraman y Ali son tres adolescentes con un sueño: encontrar un futuro mejor. Un futuro lejos de la violencia, la pobreza y la exclusión de sus países de origen. Un sueño que les ha llevado a salir de sus respectivos países en busca de oportunidades aún sin haber cumplido los 18 años. 

En este marco, a iniciativa de las jornadas de diseño de la Escuela de San Telmo de Málaga, nace la campaña Queremos contar, queremos escuchar’, con el punto de mira puesto en dos objetivos fundamentales:

  1. Visibilizar y poner el foco en la problemática de los jóvenes extutelados. 
  2. Normalizar la imagen de estos chavales como personas que realmente aportan riqueza y valor a la sociedad.

El resultado es una campaña transversal con una serie de piezas que incluye: 

  • Carteles estáticos y móviles para Mupis con presencia en las calles de Málaga. 
  • Un vídeo documental que recoge el testimonio de Hamid, Adurraman y Ali, y el proceso de desarrollo de la campaña. 
  • Adaptaciones para prensa destinadas a los periódicos El Sur y La Opinión de Málaga. 
  • Difusión en redes sociales.   

DISEÑO COLABORATIVO | DISEÑO SOCIAL | DISEÑO PARTICIPATIVO

Pero más allá de los resultados, lo más gratificante ha sido el proceso de cocreación y de diseño colaborativo. Si en Buenaventura hemos hecho de motor de arranque del proyecto, son muchas las personas que han querido participar e implicarse en esta tarea de dar voz a los MENAS.

El proyecto es un auténtico crisol creativo en el que se funden diferentes maneras de trabajar: 

  • Los profesores y alumnos de la Escuela de San Telmo de Málaga. 
  • Los estudios Rubio & Del Amo (Murcia), Atipo (Asturias) y Buenaventura (Andalucía). 
  • Los tres protagonistas: Hamid, Adurraman y Ali, cuyas historias y experiencias han sido vitales para sacar a la luz esta campaña. 
  • Las voces autorizadas en el asesoramiento de Genoveva Pérez, coordinadora del área jóvenes de Málaga Acoge; Sara Agulló, abogada de FEPA; y Elisabet Marco Areces, doctora y profesora de Sociología y Antropología en la UV. 
  • El Ayuntamiento de Málaga, que ha colaborado en la cesión de 45 MUPIs para el lanzamiento de la campaña. 

Conjuntamente, todos han trabajado bajo ese doble objetivo común: visibilizar y normalizar. Todos unidos en torno a un reto, ¿cómo lograrlo? 

MENAS: HUMANIZAR EL CONCEPTO 

Elegir el término MENA como eje en la comunicación ha sido una decisión complicada. Las ONG recomiendan evitar el uso de la expresión MENA porque «cosifica a los niños, y va en contra del espíritu de la Convención sobre los Derechos del Niño», explica Sara Collantes, responsable de Políticas de Infancia de UNICEF España. ¿Por qué centrarnos en esa expresión entonces?

El desafío de la campaña ha sido precisamente suavizar esa palabra. Había que humanizar el término MENA, cambiar el punto de vista y restar esa carga peyorativa que habitualmente tiene.Y para eso estaba el diseño social. 

Sin embargo, cambiar esa imagen no es fácil. Sobre todo cuando la desinformación, los bulos y la infoxicación digital están muy presentes, y los grupos de Whatsapp y Twitter son un polvorín para el término MENA. 

En realidad, los MENAS son adolescentes que están en su tránsito al mundo adulto. No dejan de ser chavales que están aprovechando los recursos educativos, que trabajan y aportan a la sociedad. Jóvenes que también pagan sus impuestos para que nuestros padres, madres, abuelos cobren sus pensiones y disfruten del estado del bienestar. Personas que enriquecen la cultura de nuestro país. 

La clave sobre la que ha trabajado el equipo creativo ha sido mostrar la verdadera realidad de estos jóvenes extutelados en su día a día. Y para ello, había que mostrar su vida fuera los entornos tan hostiles en los que son encasillados

Esos testimonios de vida en un entorno normalizado son los que muestran las diferentes piezas de la campaña: Queremos contar, queremos escuchar. 

La participación conjunta da como resultado este interesante trabajo de comunicación. Una intervención gráfica muy rica desde el punto de vista del diseño social y colaborativo. 

A través de este taller, Hamid, Adurraman y Ali han tenido voz para contar realmente al mundo quiénes son y qué quieren hacer. 

Humanizar y visibilizar. Ver cumplidos los objetivos propuestos inicialmente es algo que no tiene precio. Hoy, en Buenaventura, podemos decir que este proyecto ha sido como un regalo. Primero, porque nos permite ver la dimensión humana del diseño. Y segundo, porque hemos podido comprobar cómo a través de la colaboración y la participación de diversos agentes sociales en el proceso creativo pueden surgir proyectos con un trasfondo muy grande.

Ahora el siguiente paso está en que no se quede en una simple campaña, sino que trascienda y tenga una amplia cobertura.  

Video: Fernando Cienfuegos y Adrián Nieto.

Fotografía. Julia Gracia y Juan Ramón Carneros.