Casasola
2018
Identidad, Packaging
Diseño de interiores Synthesis studio
Fotografía Marietta Arco

Repostería Lojeña es una empresa propiedad de la familia Sola dedicada a la elaboración artesanal de repostería tradicional desde 1960, principalmente de los reconocidos Roscos de Loja. El encargo consistía en desarrollar la identidad para su nuevo modelo de punto de venta, Casasola.

La austeridad y sobriedad como una clara muestra de respeto a las primeras luces del día, a un color, al trabajo y al esfuerzo de varias generaciones. Con estas premisas nace la propuesta. El símbolo, un punto, se apropia del color corporativo de la marca madre y evidencia su razón de ser como punto de venta de Repostería Lojeña.