Melgarejo
2013
Identidad, Packaging
Fotografía Juan Partal
Todo empezó en 1780. De origen familiar, Melgarejo ha ido creciendo y perfeccionando la técnica de la producción del aceite hasta convertirse en una de las empresas aceiteras más prestigiosas y veteranas de la zona.
Melgarejo entendió que necesitaba un diseño de packaging para su colección de aceites capaz de expresar las cualidades diferenciales de cada producto y que, además, ayudase al consumidor a elegir el aceite más adecuado.
Premium se elabora con los mejores frutos de cada año. Se trata de un producto exclusivo; por lo que se decide utilizar un diseño sobrio y elegante, apostando por el blanco y el negro, haciendo que el conjunto tuviera un aspecto liviano y limpio.
Se usan las ilustraciones como sello de identidad de la marca desde su introducción en 2009.
Melgarejo Selección de Variedades es un aceite orientado tanto a consumidores de toda la vida como a los que se inician en el consumo de los aceites de oliva virgen extra. Pronto se entendió que el trabajo consistía en hacer un traje a medida a un producto de calidad pensado para estar en todas las mesas. Para ello se busca una imagen reconocible, fresca pero que hundiera sus raíces en la tradición, en lo auténtico.
Este concepto sirvió de inspiración para el nuevo diseño: un tradicional mantel icónico sirve de referencia, aunque representado con un diseño actual dando al continente un claro sentido decorativo usando colores como el rojo, alejados de los habitualmente usados para el aceite, pero conservando ese aroma tradicional del producto mediante la trama.
Melgarejo Cosecha Propia con certificado con denominación de origen, tiene un valor especial para Melgarejo por ser el primer aceite que comercializó la familia. Por lo que se propuso idear un diseño con el que homenajear al pueblo donde nació y a su entorno: Pegalajar.