Melgarejo Clásico. Aceite de Oliva Virgen Extra
2014
Identidad, Packaging, Ilustración
Fotografía por SHOT
Todo empezó en 1780 con el tatarabuelo de los actuales propietarios de Melgarejo, en unas instalaciones de 1.000 metros cuadrados y una maquinaria de la época, compuesto por un molino de empiedro y una prensa de viga.
Con el tiempo, esas antiguas instalaciones llevaron a lo que hoy es una de las empresas aceiteras de oliva más prestigiosas y veteranas de la región, que produce algunos de los aceites de Oliva Extra Virgen más premiados y selectos del mundo.
Olivos singulares de diferentes variedades, terroir, clima, altitud, tratamientos naturales, recolección en el momento justo de maduración, selección, cuidado … Todo eso ayuda a producir estos sorprendentes resultados que, por supuesto, exigieron, para cada tipo de Aceite de Oliva Virgen Extra, una imagen diferencial. Es aquí donde nos presentamos para asumir ese desafío.
Para Melgarejo Clásico hemos optado por una gama de botellas transparente que permite a los usuarios ver el color y la textura característica del aceite dentro.
La etiqueta se basaría en un diseño sintético pero limpio, con el objetivo de destacar la originalidad de dos maneras: el origen del producto y su diferenciación de los demás.
Se implementó una ilustración fresca y amigable inspirada en los huertos de olivos originales, muy alineada con la identidad propia de la materia prima.